Facebook se ha convertido en la red social más utilizada y preferida por todos, con aproximadamente 1 billón de usuarios,  las personas naturales ven en ella un medio de esparcimiento y diversión, y los empresarios una gran plataforma de investigación, comunicación y venta.

"Al dar a las personas el poder de compartir, hemos hecho del mundo un lugar más transparente" Mark Zuckerberg

Joelle Steiniger

Con un escenario cuasi perfecto para las empresas, Facebook y sus ‘fanpage’, han permitido al usuario medir su alcance, apreciar la aceptación y los comentarios que obtienen por parte de su público, y analizar los comportamientos de su competencia y del mercado.

Ahora bien, Facebook reclama ciertos deberes y responsabilidades al usuario referente a sus contenidos, imágenes, vídeos, gifs y comentarios. ¿Ya sabes cuáles son esas publicaciones prohibidas en la red social? En esta nota de blog te invitamos a conocerlas para que no peques con ellas y seas sancionado por tu mal comportamiento.

1. No violentarás ni amenazarás

Si Facebook considera que existe algún riesgo de daños físicos o alguna amenaza directa frente a la seguridad pública, eliminará el contenido y podrá ponerse en contacto con la policía para dar alerta del caso.

Las amenazas y la organización de actos violentos a través de Facebook están completamente prohibidas. Ingresa a Community Standards y denuncia este tipo de casos.

2. No tendrás conductas autodestructivas

Se toman muy en serio las publicaciones de advertencias autodestructivas como el suicidio, los trastornos alimenticios y el abuso de sustancias estupefacientes.

No amenaces y compartas con los demás tus malas conductas, procura mantener tu vida privada en privado. 

3. No acosarás

No se tolera el acoso. Nos recuerdan que enviar múltiples solicitudes de amistad y mensajes a personas que no desean recibirlos es una forma de acosar al otro.

Respeta a los demás usuarios y no hagas con ellos, lo que no te gustaría que hicieran contigo. 

4. No incitarás al odio:

No se permite ningún tipo de lenguaje que incite al odio.  Con límites se distingue entre discursos serios y humor.

Dale a tus redes un uso adecuado, respeta las ideas del otro y realiza comentarios con argumentos, productivos para la otra persona. 

5. No te desnudarás ni desnudarás al prójimo:

Se prohíben contenidos pornográficos y sexuales, especialmente aquellos en los que se ven implicados menores de edad.

Facebook es una red social y como tal, es válido que en ella se exija el respeto que en toda sociedad debe existir y se hagan valer los derechos del menor. 

6. No suplantarás la identidad ni violarás la privacidad de los demás:

Está prohibido crear perfiles con información de otras personas o compartir datos de terceros.

Si no quieres que nadie se meta en tus cosas no te metas en los asuntos de los demás. 

7. Respetarás la propiedad intelectual

Al igual que en todo medio de comunicación y difusión, en Facebook está prohibida la violación a los derechos de autor. No tomes la información y el trabajo de otros como si fuera tuyo, cita al autor real y dale sus respectivos créditos.

Este es tal vez uno de los pecados más mortales y sencillos de cometer para las fanpage corporativas, quienes en ocasiones olvidan citar en sus publicaciones y se ven sujetos a que Facebook elimine su contenido. 

8. No venderás ni promocionarás artículos regulados:

Está prohibido hacer venta de artículos regulados como alcohol, tabaco y drogas.

9. No harás phishing:

El ‘phishing’ consiste en el envío de correos electrónicos que, aparentando provenir de fuentes fiables, intentan obtener datos confidenciales del usuario para posteriormente utilizarlos en la realización de algún tipo de fraude.

Recuerda no caer en ninguno de estos pecados capitales en Facebook, darle al prójimo el respeto que su información y él merecen, y sobre todo disfrutar el mar de posibilidades que hoy nos trae esta maravillosa red social en el mundo de los negocios y el mercadeo de contenidos.
Para más información, ingresa a los ‘Terminos y condiciones’ de Facebook, nuestro documento base para la redacción de este artículo.